Buscar

Su nombre deriva de la raíz griega pyr (fuego), ya que al rozarla con metales emite chispas. Este ejemplar pertenece a la colección del Museo de Mineralogía y Geología de la Universidad de Harvard ( MGMH)
Este maravillos ejemplar procede de Perú, de la Mina Quiruvilca, en Santiago de Chuco, La Libertad, Perú.

 

 

Compartir: